Categorías
Arte y Media
Arte y Media
Artes escénicas
Artes escénicas
Casa y Jardín
Casa y Jardín
Cuerpo y Mente
Cuerpo y Mente
Cuidados Personales y Estilo
Cuidados Personales y Estilo
Deporte
Deporte
Educación
Educación
Familia
Familia
Fiestas y Celebraciones
Fiestas y Celebraciones
Gastronomía
Gastronomía
Hobbies
Hobbies
Mascotas
Mascotas
Medioambiente
Medioambiente
Motor
Motor
Salud y Nutrición
Salud y Nutrición
Tecnología
Tecnología
Viajes
Viajes

Herramientas

Nuestro experto en bonsai te explica en este vídeo las herramientas básicas para iniciarte en el mundo del bonsai.

Transcripción del vídeo

Hola soy Roberto, el vicepresidente de la asociación cultural bonsai de Burgos, a lo largo de estos vídeos vamos a tratar de enseñaros todo lo que sabemos referente al mundo del bonsai.
Para trabajar el bonsai podemos utilizar herramienta absolutamente normal de la que hay en cualquier ferretería, herramientas de corte, alicates, cortaalambres y demás, pero hay un par de herramientas que no las vamos a poder encontrar en España, y son imprescindibles y os voy a demostrar cómo funcionan.
Entre las herramientas de corte tenemos la tijera normal, una tijera, esta la podemos utilizar la que queraís de cualquier ferretería, la que tengaís a mano, son tijeras con las que vamos a hacer una poda de rama pequeña, un pinzado.
Pero cuando tengamos que hacer cortes de ramas bastante más gruesas, si utilizamos una tijera normal de corte, por mucho que nos metamos dentro de la rama, observamos que dejamos aquí un muñón.
Esto lo único que es una fuente de entrada de infecciones, por hongos, o insectos, en definitiva aquí va a haber podredumbre, y se va a estropear.
Aunque intentemos acercarnos todo lo posible, siempre vamos a dejar ese tetón, es imposible acercarse completamente.
Entonces hay una herramienta japonesa específica que nos evita estos problemas, son dos concretamente, sería la tijera de bisel, que tiene un corte como su nombre indica en bisel, que nos acerca muchísimo más a la base de la rama, y la de corte cóncavo, una tenaza de bocado, que es exactamente lo mismo que la de bisel, pero nos provoca una herida hacia adentro, queda por debajo de la línea del tronco, o de la rama.
Con esto conseguimos que cuando la corteza cree su labio de cicatrización, empiece a cicatrizar la rama, va subiendo por encima de la herida que hemos hecho profunda, y queda totalmente plana, de tal manera que no vamos a ver que haya habido una herida nunca, sobre todo porque queda perfectamente cerrada e impide el paso de cualquier tipo de infección.