Categorías
Arte y Media
Arte y Media
Artes escénicas
Artes escénicas
Casa y Jardín
Casa y Jardín
Cuerpo y Mente
Cuerpo y Mente
Cuidados Personales y Estilo
Cuidados Personales y Estilo
Deporte
Deporte
Educación
Educación
Familia
Familia
Fiestas y Celebraciones
Fiestas y Celebraciones
Gastronomía
Gastronomía
Hobbies
Hobbies
Mascotas
Mascotas
Medioambiente
Medioambiente
Motor
Motor
Salud y Nutrición
Salud y Nutrición
Tecnología
Tecnología
Viajes
Viajes

Fular a la cadera

En este vídeo nuestra experta en puericultura te enseña cómo ponerte un fular a la cadera para llevar a tu bebé

Transcripción del vídeo

Hola soy Verónica Castrillejo y soy la fundadora del portal www.instintomaternal.com y desde este canal vamos a intentar ofreceros una serie de consejos para el cuidado del bebé.
Vamos a hacer un nudo a la cadera con un fular largo, que aunque os lo voy a mostrar con un muñeco que simula ser un bebé pequeño, este nudo es recomendable a partir de los seis u ocho meses cuando el bebé soporta perfectamente la cabeza.
Cogemos al bebé. Podemos cogerlo e ir deslizándolo hacia la cadera.
Le ponemos la tela encima, más o menos en la mitad del fular, y le pasamos la tela sobre la espalda.
Depende de la etapa de desarrollo del bebé podemos dejarle los brazos por dentro, o bien dejarle los brazos por fuera y subir la tela nada más hasta la mitad de la espalda o un poquito más, justo hasta debajo de las axilas.
Como mi muñeco simula un bebé chiquitín pues vamos a subirle la tela hacia arriba, y le vamos a colocar en la cadera.
Colocamos bien de tela debajo del culete... Y que le llegue hasta detrás de las rodillas. Vamos a pasar esta tela por encima del hombro, vamos a meter la mano por dentro, sacamos el extremo de dentro hacia afuera, y ahora con la palma de la mano abierta vamos a recuperar este cabo de tela que lo vamos a pasar hacia delante, con el lado contrario... Con la palma abierta, pasamos, sin forzar la postura, cogemos la tela intentando que no se nos retuerza, la pasamos hacia delante, y la vamos a sujetar de momento con las piernas.
Ahora vamos a hacer lo mismo con la otra mano. Vamos con la palma abierta y cogemos esta tira, y la acomodamos por detrás de la espalda del bebé. Vamos tensando...
Acomodamos bien la tela, para que vayamos más cómodos.
Si el fular fuese más corto ya podríamos anudar aquí por debajo del culete del bebé y estaría listo, pero como es un fular más largo vamos a cruzar la tela, y a volver a cruzar formando un bucle, para que podamos mantener la tensión de la tela.
Y ahora ya podemos anudar en la espalda, con doble nudo, y así estaría listo el nudo a la cadera.