Categorías
Arte y Media
Arte y Media
Artes escénicas
Artes escénicas
Casa y Jardín
Casa y Jardín
Cuerpo y Mente
Cuerpo y Mente
Cuidados Personales y Estilo
Cuidados Personales y Estilo
Deporte
Deporte
Educación
Educación
Familia
Familia
Fiestas y Celebraciones
Fiestas y Celebraciones
Gastronomía
Gastronomía
Hobbies
Hobbies
Mascotas
Mascotas
Medioambiente
Medioambiente
Motor
Motor
Salud y Nutrición
Salud y Nutrición
Tecnología
Tecnología
Viajes
Viajes

Cuidados de una Guzmania

En este vídeo nuestro experto en plantas y flores te enseñará cómo cuidar una Guzmania, así como unos consejos para que puedas mantener unas guzmanias espléndidas.

Transcripción del vídeo

Hola, soy David Ruiz, el florista de Cultura de Flor y os voy a enseñar unos trucos para que cuideís vuestras plantas y flores
En este vídeo vamos a hablar de una planta perteneciente a la familia de las bromelias, en este caso de la guzmania.
Es una planta, la verdad, que con este aspecto tan tropical, que puede alegrar mucho alguna estancia de nuestro domicilio.
Las hay de muchos colores, son colores muy llamativos, muy alegres, amarillas, rosas, fuxias como tenemos aquí, un fuxia tirando a morado.
Es una planta muy dura, muy resistente.
Es una planta que no necesita tampoco un excesivo riego, una vez cada cinco o seis días podemos tenerla regada, y es una planta que tarda dos años en florecer.
A nosotros, a la floristeria no nos llegan hasta dos años después de su nacimiento porque es lo que tarda en florecer.
Una vez que la flor, esta flor es muy dura, muy resistente, puede llegar a durar más de siete meses, cuando esta flor cae, digamos que la planta principal nunca más vuelve a florecer, si no que lo que va a florecer va a ser alguno de los hijos que estarán alrededor, a los dos años, cualquier hijo que haya salido alrededor de la planta, lo tendremos que transplantar a otra maceta con tierra y de ahí nos volverá a salir otra guzmania.
El riego muy sencillo, como hemos dicho antes, cada cinco o seis días y cuando la planta no tenga flor hay que llenar un poquito de agua en el cogollo de la planta, que tenga siempre el cogollito de la planta, aquí, un poquito de agua.
Y con esos sencillos trucos podremos lucir unas guzmanias tan espectaculares como estas que tenemos aquí.