Categorías
Arte y Media
Arte y Media
Artes escénicas
Artes escénicas
Casa y Jardín
Casa y Jardín
Cuerpo y Mente
Cuerpo y Mente
Cuidados Personales y Estilo
Cuidados Personales y Estilo
Deporte
Deporte
Educación
Educación
Familia
Familia
Fiestas y Celebraciones
Fiestas y Celebraciones
Gastronomía
Gastronomía
Hobbies
Hobbies
Mascotas
Mascotas
Medioambiente
Medioambiente
Motor
Motor
Salud y Nutrición
Salud y Nutrición
Tecnología
Tecnología
Viajes
Viajes

Cómo taladrar hojas correctamente

En este vídeo nuestro experto te enseña cómo taladrar hojas correctamente para que todas queden al mismo nivel.

Transcripción del vídeo

Hola buenas tardes, soy José Antonio de copisteria CopyMax, hoy os voy a enseñar una forma fácil, simplona, y eficaz para que tengaís todos vuestros apuntes guardados en un archivador.
Me direís que eso es fácilisimo, hacemos unos agujeros y lo metemos en el archivador.
Hasta ese punto todo correcto, pero ¿qué ocurre? Cuando estamos haciendo los agujeros vamos rapidillo, y vamos a hacer una pequeña demostración para que veaís que no es tan fácil hacer los agujeros. Como podeís comprobar, en el momento que estamos haciendo los agujeros, los apuntes nos quedan todos en el archivador, pero cada hoja nos queda posicionada de forma diferente.
Lo bonito y lo ideal sería que nos quedasen todas bien cuadradas unas con otras.
Una forma sencillísima de hacerlo con solo un taladrador que no tiene las medidas o la guía para poder situal el centro, vamos a hacer de una forma muy sencilla. Cogemos una hoja que no nos valga y la doblamos por la mitad. Una vez que la tenemos doblada cogemos un taquito de hojas, y ponemos la hoja que hemos doblado con la guía y la ponemos la primera, y cogemos el taladrador, y que todos ellos nos están indicando cuál es la mitad de los dos agujeros, pues bien sencillo. Cogemos el taquito de hojas, buscamos alinear con el centro que nos marca el taladrador, hacemos los agujeros e incorporamos las hojas al archivador.
Cogemos otro taquito de hojas, y repetimos la operación. La hoja que tenemos de guía la ponemos arriba, la referencia de la hoja doblada la situamos alineada con el centro del taladrador, perforamos, y seguimos incorporando hojas a nuestro archivador.
¿Qué conseguimos con esto? Pues que las hojas queden de una forma curiosa y ordenada. Como podeís comprobar las hojas están todas cuadradas como si hubiesen sido perforadas todas a la vez.
Es una forma de hacerlo muy sencilla, y no hace falta tener esos taladradores industriales, ni taladradores con regla, si no que con una simple hoja que no hace falta que sea buena, que puede ser reciclada, y nos valdría tranquilamente.
Es una forma práctica y espero que la utiliceís muchas veces.