Categorías
Arte y Media
Arte y Media
Artes escénicas
Artes escénicas
Casa y Jardín
Casa y Jardín
Cuerpo y Mente
Cuerpo y Mente
Cuidados Personales y Estilo
Cuidados Personales y Estilo
Deporte
Deporte
Educación
Educación
Familia
Familia
Fiestas y Celebraciones
Fiestas y Celebraciones
Gastronomía
Gastronomía
Hobbies
Hobbies
Mascotas
Mascotas
Medioambiente
Medioambiente
Motor
Motor
Salud y Nutrición
Salud y Nutrición
Tecnología
Tecnología
Viajes
Viajes

Batido de kiwi

mmm! Que ricos están los batidos naturales! Si quieres aprender a hacerte un estupendo batido natural de kiwi, sano y fresquito, nosotros te enseñamos lo fácil que es.
¿A qué estás esperando?

Transcripción del vídeo

Hola, soy Darío, del Pike-Nike, y en este vídeo os vamos a enseñar cómo hacer batidos con fruta natural, ¿quereís empezar?
Para empezar, vamos a preparar un batido natural de fruta de kiwi, por ejemplo, ingrediente básico y primordial, la nata.
¿Por qué? No nos va a quitar sabor a nada y nos va a dar un sabor neutral donde podamos luego añadir el sabor de la fruta que nosotros queramos.
En este caso nosotros tenemos la fruta congelada, el por qué, porque siendo fruta de temporada, o fuera de temporada, podremos hacerlo mucho mejor si es de temporada si es natural, si es congelada mejor, el frio que tiene la nata, junto con el frío que pueda tener la fruta, no te va a descompensar tanto el frio que pueda tener el batido, que es al final lo que buscamos en un verano cálido y tórrido, ¿verdad?
Vamos a empezar, con el de kiwi, es muy sencillo, tres kiwis, pelados, normales, enteros, pero congelados. Directos a la batidora...
Para añadirle algo más de dulzor, porque la nata es dulce, pero el kiwi es un poco ácido, vamos a añadirle un poco de azúcar, alrededor de cinco o seis cucharadas de café colmadas, en este caso son cinco golpes de azúcar, con eso es suficiente.
Vamos ahora con la nata, con la nata hay que tener cuidado, si pones mucho se te va a quedar muy espeso, si pones poco, se te va a quedar... demasiado... si pones mucho, perdón, te va a quedar demasiado licuado, si pones poco, se va a quedar muy espeso, entonces, vamos a añadirle justamente dos bolas de nata, para que así tenga justa medida, junto con leche, para poder licuar mucho mejor, alrededor de unos veinte o treinta centilitros, no más, para que pueda tener rotación la batidora.
Empezamos... Veís perfectamente como ahora la batidora está rompiendo el kiwi, y está haciendo muy muy muy espeso, esto va a quedar perfecto en cuanto terminemos, ya vereís.
El espesor justo, lo vemos al caer, mirad si no como queda, justo como queríamos para añadirle luego la decoración, con un poco de nata bastará.
Si veís bien, ha cambiado muchísimo el color de la nata, en blanco, al kiwi, ese color verdoso que le da, es decir, el kiwi al final le va a dar el color y el sabor.
Perfecto... Lo decoramos, con un par de pajitas de colores, y lo tenemos listo y servido para tomar.