Categorías
Arte y Media
Arte y Media
Artes escénicas
Artes escénicas
Casa y Jardín
Casa y Jardín
Cuerpo y Mente
Cuerpo y Mente
Cuidados Personales y Estilo
Cuidados Personales y Estilo
Deporte
Deporte
Educación
Educación
Familia
Familia
Fiestas y Celebraciones
Fiestas y Celebraciones
Gastronomía
Gastronomía
Hobbies
Hobbies
Mascotas
Mascotas
Medioambiente
Medioambiente
Motor
Motor
Salud y Nutrición
Salud y Nutrición
Tecnología
Tecnología
Viajes
Viajes

Rematar una labor

En este vídeo la especialista en punto y tejidos nos enseña cómo se remata una labor.

Transcripción del vídeo

Hola, soy Sandra, soy del grupo de quedadas de punto llamado en punto o a y media, y os voy a enseñar a tejer.
Ahora voy a enseñaros cómo se remata una labor.
Ahora hemos terminado, hemos cerrado los puntos, y nos ha quedado esta hebra, entonces lo primero que hay que hacer es cortar la hebra.
Cogeríamos unas tijeras y cortamos más o menos por la mitad, así, entonces ya solo habría que soltar esto, y ya esto queda terminado.
Entonces para rematar estos dos hilos que nos ha quedado por aquí, se pueden utilizar dos cosas, podemos utilizar un ganchillo, y una aguja, también.
La aguja puede ser normal o también aguja de punto, que la aguja de punto la diferencia que tiene con la aguja normal, es que el extremo de la aguja no pincha, no tiene punta.
Aquí hay otro modelo de aguja, un poco más grande.
Entonces, por ejemplo vamos a enseñar cómo se remata con el ganchillo, lo que hacemos es cogemos el rabito este, y por la parte que no se va a ver, en este caso podemos utilizar esta, vamos a ir entrecruzando el hilo para que no se vea, entonces, nada más seria cogerle... pasamos por debajo... y ahora siguiendo el mismo dibujo que tiene el tejido hecho podemos ir entrecruzando, lo pasamos por debajo... y ahora por ejemplo por aquí... y ya cuando veamos que más o menos está cubierto, que ya no se ven en la esquina, se puede cortar, y así ya nos quedaría rematado.
Y ahora para el otro lado vamos a enseñarlo con la aguja, vale, entonces como lo vamos a hacer con la aguja, para la aguja necesitamos que sea un poquito más larga la hebra.
Entonces, para enhebrar la aguja, cogemos la hebra, cogemos la aguja, la ponemos entre medias de la hebra, la cogemos entre medias, y hacemos así, pasamos y hacemos un poco así, apretamos... y meneamos un poco... y así puede pasar la lana.
También las agujas de lana, lo que tienen es el ojal, éste, un poco más ancho para poder meter bien la lana por él. Ya tenemos enhebrada la aguja, y lo que hacemos es igual que lo que hemos hecho con el ganchillo, es meterlo por delante y por detrás, jugando un poco con el dibujo del tejido, para que no se vea por la parte de delante.
Entonces vamos pasando... Cuando ya veamos que más o menos está bien cubierto podemos cortar un poco el hilo, y ya quedaría rematado.
Ya está más o menos cubierto, pues ahora cogemos las tijeras, cortamos el hilo al ras, y ya estaría rematada la labor, ya no queda ningún extremo, y ya tenemos la labor terminada.