Categorías
Arte y Media
Arte y Media
Artes escénicas
Artes escénicas
Casa y Jardín
Casa y Jardín
Cuerpo y Mente
Cuerpo y Mente
Cuidados Personales y Estilo
Cuidados Personales y Estilo
Deporte
Deporte
Educación
Educación
Familia
Familia
Fiestas y Celebraciones
Fiestas y Celebraciones
Gastronomía
Gastronomía
Hobbies
Hobbies
Mascotas
Mascotas
Medioambiente
Medioambiente
Motor
Motor
Salud y Nutrición
Salud y Nutrición
Tecnología
Tecnología
Viajes
Viajes

Cuidados de un Cyclamen

En este vídeo aprenderás unos consejos básicos para cuidar y mantener tus cyclamenes en todo su esplendor.

Transcripción del vídeo

Hola, soy David Ruiz, el florista de Cultura de Flor y os voy a enseñar unos trucos para que cuideís vuestras plantas y flores
En este vídeo vamos a hablar del cyclamen, cyclamen pequeño o cyclamen grande.
Es una planta de invierno, una planta que se da muy bien en el interior de nuestras casas, incluso fuera de nuestras casas en la época de primavera, pero bueno ahora que estamos en meses de invierno, es una planta que puede alegrar mucho el interior de nuestras casas.
Es una planta muy sencilla de cuidar, además que tiene este follaje verde y estas corolas que terminan en unos pétalos muy coloridos, les hay blancos, les hay rojos, les hay fuxia, les hay rosa palo, les hay de todos los colores.
El cyclamen es una planta muy dura, que nos puede dar mucha vistosidad.
No es necesario ni transplantarla, en la misma maceta que llega de la floristeria la podemos dejar, la podemos poner en un cubremacetas como éste por ejemplo, y simplemente los cuidados básicos de un cyclamen son que hay que regarlo cada dos o tres días, bueno, pues cada dos o tres días tendremos que mojar el sustrato, y cuando la flor está en reposo, es decir cuando el cyclamen no tiene flor, regarlo una vez cada 15 días aproximadamente.
No le gusta el sol directo, el sol directo no le gusta, ni al cyclamen, ni a casi ninguna planta de interior, pero le gusta la luminosidad.
Y el abono se tiene que hacer de septiembre a abril, durante todos los meses que hay de septiembre a abril, todos los meses cada quince días, añadirle al agua del riego un poco de abono.
Y con esos cuidados tan básicos podremos lucir nuestros cyclamenes en todo su esplendor.